Prensa

Evite repasar las copas con soluciones de lavado inteligentes

Reduzca el tiempo de organización en su restaurante apostando por un lavado óptimo que garantice un brillo excepcional en sus copas.

Evita repasar las copas con soluciones de lavado inteligentes

Las copas son las piezas de la cristalería más delicadas y difíciles de mantener para un negocio de grandes dimensiones. Y, sin embargo, son el elemento que más fácilmente revelan la calidad del establecimiento.

Un vaso para servir agua siempre debería estar reluciente, pero cuando se trata de una copa, este detalle se convierte en imprescindible. Beber vino en una copa con marcas de agua es una experiencia desagradable que dejará una imagen muy negativa en el público.

La causa de las marcas en las copas puede ser de diferente tipo. Pueden ser marcas blancas debido a la dureza del agua, a los tiempos demasiado largos del lavavajillas o, simplemente, a que las copas no estaban perfectamente secas tras el lavado.

La dureza del agua

La dureza del agua no es la misma en un lugar que en otro. Por ello, dos vajillas exactamente iguales lavadas con el mismo lavavajillas en dos ciudades diferentes no durarán lo mismo. A no ser que se utilicen soluciones de lavado inteligentes que automáticamente se adapten a las necesidades de la vajilla.

La dureza del agua en sí es inocua para la salud y el medioambiente, pero no para la vida de una cristalería y, por consecuencia, para la rentabilidad de cualquier establecimiento.

Cuando se menciona la dureza del agua se habla específicamente de su mineralización. A altas temperaturas, los procesos que se desarrollan entre la cal y el magnesio se multiplican. Esta mezcla afecta a la cristalería, ya que a nivel molecular se va incrustando en el cristal y lo va volviendo blanquecino.

La solución es la elección de un lavavajillas industrial con tecnología capaz de analizar en tiempo real los diferentes valores que afectan al lavado. Winterhalter ha tenido esto en cuenta en el desarrollo de la nueva generación de la Serie UC, y permite un análisis y evaluación constante de los datos operativos optimizando todo el proceso de lavado con un mayor nivel de seguridad y eficiencia en la cocina.

Duración y temperatura adecuados

Al igual que el tipo de agua, la duración de los lavados y la temperatura que estos alcanzan son las principales causas de la disminución de vida útil de la cristalería y utensilios de vidrio. No sólo las copas quedan marcadas, sino que las fuentes de horno y otro tipo de bandejas de cocina tendrán que ser renovadas con más asiduidad.

Por ese motivo, un lavado largo implicará someter a los materiales a mayor tiempo de agua a presión, lo que implica un aumento de la erosión del producto. De igual modo que una temperatura demasiado alta puede resquebrajar el vidrio.

Los equipos Winterhalter de la Serie UC protegen a la cristalería gracias a la tecnología VarioPower, que ajusta la presión del agua en función del material y del grado de suciedad. Además, los usuarios pueden personalizar las UC según sus necesidades específicas: para cristal, vajillas, cubertería o combinado.

Secado de lavavajillas industrial

Las marcas provocadas por la humedad tras el lavado son la pesadilla de muchos establecimientos y este problema genera que muchos restaurantes, bares y hoteles tengan que repasar las copas una por una con un paño antes de ponerlas en circulación.

En el mundo profesional, secar cada una de las copas a mano resulta, además de tedioso para el trabajador, un gasto de tiempo en el que el personal podría estar dedicándose a otras tareas más productivas. Al mismo tiempo, la solución es quizás más sencilla que en el caso de la temperatura inadecuada o la dureza del agua.

Un lavavajillas inteligente que elimine el vapor condensador y seque correctamente los utensilios conseguirá que las copas finalicen su lavado en perfectas condiciones. Listas para ser almacenadas o utilizadas nuevamente en el próximo servicio.

En el caso de las soluciones de lavado Winterhalter, la fase de secado ha sido tan cuidada como las fases previas. Y en cuanto sale del proceso de lavado, la copa sale perfectamente seca, por lo que se evitan las marcas de humedad.

Elegir un lavavajillas inteligente como los de la Serie UC de Winterhalter interviene directamente en la conservación de la cristalería, en la eficiencia del proceso de lavado y en el ahorro de costes tanto económicos como de personal. Si quieres conocer más sobre los servicios de Winterhalter, puedes preguntarnos a través de nuestra página de contacto.

Solicita una prueba sin compromiso

Te instalamos un equipo de lavado durante 15 días de manera gratuita.

Las cookies facilitan la prestación de servicios en este sitio web. Al usar este sitio web, usted autoriza el uso de cookies. Política de privacidad OK