Volver a vista general
Noticias

5 SEÑALES QUE INDICAN QUE HA LLEGADO TIEMPO DE TENER UN LAVAVAJILLAS INDUSTRIAL

 

Ser propietario de un restaurante implica tomar decisiones financieras. Una de ellas es elegir cómo reducir consumos y costos fijos en tu negocio. Sabemos que en los comienzos se tiende a invertir tan solo en lo estrictamente necesario hasta que empiezas a experimentar un aumento en tus ingresos y beneficios y puedes modernizar la infraestructura de tu negocio.

Uno de estos ahorros está en los electrodomésticos y equipos de cocina que requiere tu negocio profesional. Uno de los equipos que mayor ahorro te dará y que aumentará exponencialmente el rendimiento y eficiencia de tu cocina son los lavavajillas profesionales ¿Te has planteado si necesitas una máquina lavavajillas profesional? Estas son las 5 señales que te harán responder “Sí”.

 

1. Tus empleados pasan demasiado tiempo en el fregadero

La misión de los meseros, asistentes de cocina y todo el personal que trabaja en tu restaurante es atender a los clientes y ofrecer un servicio de calidad. Sin embargo, en un restaurante sin lavavajillas industrial pueden acumularse los platos y copas que se han usado en el servicio. Esto hará que tus trabajadores tengan que dedicar gran parte de su tiempo lavando a mano.

En ocasiones, la jornada laboral de los trabajadores en estos negocios puede alargarse hasta tres horas después del cierre, puesto que tendrán que lavar a mano tanto la vajilla como los utensilios de cocina. Esto supone, además de una tarea tediosa, un incremento en los costes salariales, en la factura de electricidad, consumo de agua de estas horas extra, etc. La solución ideal para evitar que los trabajadores se encarguen de lavar los cientos de platos de tu restaurante es instalar un lavavajillas industrial y un lavautensilios. Esto no solo hará más eficiente tu negocio sino disminuirá los costos de tu operación diaria.

 

2. Tienes un restaurante de tamaño mediano o grande

Un restaurante de tamaño medio puede atender alrededor de 50 a 100 comensales por servicio. Como sabrás, la cocina de tu restaurante a la hora de comer y cenar puede ser un lugar estresante para tus trabajadores. Tras haber servido un par de mesas, la pila de platos, cubiertos y vasos comenzarán a acumularse en el fregadero.

Al tener que atender al resto de comensales, los trabajadores tendrán que dedicar un espacio de la cocina para los utensilios sucios o lavarlos en un tiempo récord. Esto hace que se retrasen las comandas y pedidos y que los platos que llegan a la mesa no estén en las mejores condiciones. En este caso, puede que lo que necesites sea un equipo lavavajillas de capota, una máquina lavavajillas de tamaño mediano o grande que te ayudará a ahorrar tiempo.

 

3. La factura de agua es demasiado elevada

Una máquina lavavajillas industrial utiliza aproximadamente entre 2 y 6 litros de agua por cada ciclo de lavado, dependiendo su tamaño y tipo de material a lavar. Por su parte, lavar la misma cantidad de platos utilizando detergente y estropajo supone un gasto de entre 10 y 20 veces más agua. Se estima que utilizar una máquina lavavajillas supone un ahorro de hasta el 60% de agua en toda una jornada de servicio. Invertir en un lavavajillas sostenible también reducirá los costos de tu factura.

Otro gasto asociado al lavado manual es el de los detergentes y esponjas. Al año utilizarás cientos de litros de detergente para platos y el precio y los costos de utilizar tanto producto serán elevados. Además, estos productos suelen venderse en botes de plástico, que se irán acumulando durante el año y contribuirán a una mayor huella de carbono.

 

4. No consigues el resultado adecuado

Lavar a mano no siempre garantiza un resultado adecuado. Además de la limpieza, una vajilla limpia debe presentarse sin manchas de humedad, completamente seca y brillante. La cristalería también necesita un cuidado especial y, si no se tiene cuidado, las copas acabarán apagando su brillo y volviéndose opacas.

Tus clientes se darán cuenta de inmediato si los cubiertos que les sirvas no tienen el brillo propio del acero inoxidable o si presentan manchas blancas. Este es un error que un negocio o restaurante de calidad no puede cometer, puesto que la presentación es un elemento clave e imprescindible en la experiencia gastronómica. En estos casos, una máquina lavavajillas industrial es la solución.

 

5. Debes reemplazar la vajilla y cristalería constantemente

Cuando se colocan los platos sucios en el fregadero y estos se acumulan apilados unos encima de otros. Esto hace que la vajilla se raye, empiecen a aparecer grietas e incluso a romperse si no se colocan de forma adecuada. Es natural que, con la rapidez propia de la cocina, los platos no estén perfectamente colocados en el fregadero, favorecido la rotura y el deterioro de la vajilla.

La cristalería es especialmente delicada y requiere un cuidado más exhaustivo. Es muy normal que en ciertos restaurantes que trabajen cristalería fina, las copas suelan romperse con mucha facilidad en las horas pico del servicio, debido al alto nivel de estrés al que están sometidos los trabajadores, que en muchas ocasiones les impide ser especialmente cuidadosos con estos materiales. Adicionalmente, los cambios de temperatura, manejo y secado a mano pueden hacer que se quiebren fácilmente.

Todo esto implica un precio en tiempo y desgaste sumado al costo de reemplazar copas y platos cada poco tiempo, lo que supone un gran incremento en el presupuesto inicial de tu restaurante. Lavar estos elementos en un lavavajillas industrial prevendrá estos problemas y protegerá tu lavavajillas, alargando la vida útil de cada plato y copa y logrando una mayor eficiencia en tu negocio.

Winterhalter, garantía de calidad

En Winterhalter contamos con soluciones de lavado que se adapta a tu negocio y sus características. Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos qué es lo que necesitas. Nuestro equipo de asesoramiento te recomendará cuál es el lavavajillas profesional más adecuado para tu negocio.

Para garantizar que cuentas con la mejor garantía del mercado, ponemos a tu disposición un servicio de arriendo operativo con una prueba gratis por 15 días. Gracias a este servicio, podrás disfrutar de un lavavajillas industrial durante 36 meses, mantenimiento y productos químicos. Si necesitas más información, no dudes en escribirnos.

Las cookies facilitan la prestación de servicios en este sitio web. Al usar este sitio web, usted autoriza el uso de cookies. Política de privacidad OK